Herraiz comienza su andadura en el número 36 de la madrileña calle de Fuencarral en el año 1931, fundada por las hermanas Maria Dolores y Remedios Herraiz.

Posteriormente transladaron su actividad al conocido barrio de Salamanca, donde tanto las fundadoras, como la hija Lola y la nieta Marta, han estado atendiéndoles durante tantos años; manteniendo viva la tradición, buen gusto, elegancia y distinción en el vestir de los más pequeños; cuidando siempre los más altos estándares de calidad de los tejidos y acabado de diseños propios.

Actualmente, Herraiz centra su actividad en el diseño y confección de vestidos de comunión y bautizo. Los diseños exclusivos, hechos a medida con los mejores tejidos y una esmerada elaboración artesanal, definen la tradición que les ha caracterizado durante ocho décadas.